Nutrición, aprende los principales fundamentos

Conceptos Básicos de la nutrición

Hoy nuestro profesor José María Puya nos habla acerca de las claves y fundamentos de la nutricion, anteriormente hemos tratado aspectos relacionados con el entrenamiento pero para tener éxito es imprescindible combinarlo con un buen descanso y buena alimentación.

En muchas ocasiones, los términos nutricion, Alimentación y Dietética se utilizan de manera equivalente. Aunque son conceptos que están relacionados, difieren por sí mismos.“Nutrición” no es saber que el kiwi contiene vitamina C y fibra. No, la nutrición se basa en conocer qué procesos fisiológicos ocurrirán en el organismo una vez asimilemos los nutrientes contenidos en los alimentos.

Aunque alimentación y nutrición tengan definiciones dispares, lo cierto es que ambas están íntimamente relacionadas, ya que la alimentación es la primera fase de la nutrición. Cuando hablamos de alimentación, nos referimos a un proceso voluntario, externo y educable, implicando actividades como la selección, adquisición, preparación e ingesta de los alimentos. Es decir, es una serie de actividades voluntarias a través de las cuales tomaremos los alimentos justo antes de que entren por nuestra boca.

Antes se aclaró que el concepto de Nutrición no es conocer las características nutricionales de un alimento, ya que de eso se encargan ciencias como la Bromatología. La Nutrición es un conjunto de procesos que se ponen en marcha una vez el alimento haya entrado en nuestra boca. A partir de ahí, nuestro organismo incorpora, transforma y utiliza las sustancias de los alimentos para realizar sus diversas funciones características. En este caso, hablamos de un proceso involuntario, interno y no educable. En estos procesos se encuentran la insalivación, deglución, digestión, absorción, utilización y excreción.

Por último, la Dietética es la interpretación y aplicación racional de la alimentación, cuyo fin es establecer las pautas alimenticias más idóneas en distintas condiciones fisiológicas y patológicas.Es importante que se tengan claras las diferencias entre estos tres conceptos, pues son la base para entender todo lo que se explicará posteriormente.

Alimentos y clasificación de nutrientes

Estudiar las sustancias nutritivas de los alimentos es apasionante para cualquier investigador, divulgador o interesado en el mundo de la Nutrición y Dietética, pero si queremos extrapolar sus efectos fisiológicos en el organismo de manera empírica, deberíamos fijarnos y estudiar más la matriz de la cual proceden, es decir, los alimentos. Porque, al fin y al cabo, comemos alimentos, no nutrientes per se.

Un ejemplo claro que hará entender la equivocación que poseen algunos divulgadores en cuanto a solo estudiar nutrientes en vez de alimentos, lo podemos observar en la comercialización de alimentos para niños. Ciertas marcas de cacaos solubles publicitan que los niños deberían tomar su producto porque está fortificado con vitaminas y minerales, y se sabe que, en según qué edades tempranas, los niños necesitarán cantidades óptimas de diversos micronutrientes. Lo que no anuncian es que su producto contiene cantidades abrumadoras de azúcares refinados, y que esto es perjudicial para el niño.
Por eso es importante no reducir las bondades o perjuicios de un alimento a nutrientes en sí, porque no vale de nada beneficiarse de un nutriente, cuando por otro lado, existen perjuicios por otros. Esto es reduccionismo puro y duro.

Las definiciones más ortodoxas nos dicen que los alimentos son sustancias o productos de cualquier naturaleza, sólidos o líquidos, naturales o transformados, que por sus características, aplicaciones, componentes, preparación y estado de conservación sean susceptibles de ser habitual y utilizados para la normal nutrición humana o como placer; o como productos dietéticos en casos especiales de alimentación humana.

Y a su vez, los nutrientes son sustancias de naturaleza química que se encuentran contenidas en los alimentos, y que permiten al organismo obtener energía, formar, mantener las estructuras corporales y regular los diversos procesos metabólicos.

El aporte de nutrientes contribuye a la realización de acciones esenciales para nuestro normal funcionamiento, como son:

  • –  La síntesis y mantenimiento de tejidos.
  • –  El trabajo mecánico y el esfuerzo muscular.
  • –  El transporte de membranas, impulsos nerviosos y funcionamiento de órganos.

Alimentación sostenida

Una persona que no sufra ningún tipo de patología, puede llegar a proponerse objetivos estéticos y/o deportivos utilizando la alimentación como herramienta principal. Ponerse un objetivo o una meta no solo es equivalente de competir en una modalidad deportiva. Que una persona sedentaria se proponga perder grasa también es un objetivo; que un usuario de gimnasio quiera ganar masa muscular sin la intención de competir también es un objetivo.

Por esta razón, cuando se aplica la alimentación como acceso para cumplir objetivos, vienen los quebraderos de cabeza y aparecen los conocidos mitos alimentarios que tanto se prodigan en nuestra sociedad.

En determinados sectores de la musculación se aboga por dietas basadas en muy pocos alimentos. Debido a esta demanda, se inventó el concepto de Dieta Flexible, un concepto que ha sufrido muchas tergiversaciones, pero que cobra todo el sentido si se realiza correctamente. La dieta flexible arregla los problemas de sostenibilidad y adherencias dietéticas que ha sufrido el sector de la musculación durante décadas. A través de un control riguroso y una elección de alimentos saludables, una persona puede llegar a cumplir sus objetivos dietéticos.

Una de las preguntas más recurrentes y propuestas a los divulgadores y profesionales de Nutrición y Dietética, es la de: “¿Qué puedo comer diferente y que sea sano y sabroso?”. Aunque habría que definir, interiorizar y estudiar qué es “sano” y qué es “sabroso”, vamos a describir a continuación qué alimentos serían saludables según su principal fuente de macronutrientes. Pero antes, es importante hacer hincapié en que un alimento, un suplemento, e incluso un nutriente per se, pueden ser saludables o perjudiciales para determinadas personas en determinados momentos. Es decir:

  •   Patologías que no permitan que un alimento sea saludable: intolerancias y alergias alimentarias, hipertensión, diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular…
  •   Alimentos que rompan la adherencia dietética: puede que la ingesta de un alimento ultraprocesado, muy de vez en cuando, no repercuta negativamente en la salud de una persona per se, pero sí que puede hacer que esa persona deje de comer saludable durante un buen tramo de tiempo.
  •   Problemas gastrointestinales: alrededor de un entrenamiento o competición deportiva, consumo de polialcoholes…
  •   Exceso de aditivos alimentarios: puede que un consumo moderado de ciertos aditivos alimentarios no sea perjudicial, pero un exceso de alimentos procesados, ultraprocesados o dietéticos, puede producir un exceso en la ingesta de aditivos. El efecto a largo plazo se desconoce.
  •   Déficit de micronutrientes: personas que realicen una dieta muy descontrolada basada en ultraprocesados, que no consuman la cantidad óptima de micronutrientes que necesitan; o incluso una dieta vegetariana y vegana mal planificada.

 

Posted on

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies